Archivos
 
Category Archives:

Senderismo

Crónica marcha barranco Moreno

A las 8.00 H. nos reunimos como siempre en la puerta de ADENE, éramos unos 30 senderistas. Partimos dirección Bicorp (río Fraile) hasta llegar al cruce del Burriquet.

Iniciamos la marcha por una pista ancha y plana, hasta que comenzamos a descender hacia el Barranco. Llegamos a la casa Moreno, almorzamos y proseguimos el descenso hasta llegar al Barranco Salado, probamos la poca agua que corría y de ahí su nombre, estaba salada.
Seguimos barranco arriba subiendo una empinada cuesta, esparcidos por el suelo nos encontramos con “los jacintos de Compostela”,minúsculas formaciones geológicas de la última etapa del Cuaternario.
Proseguimos siguiendo la senda hasta encontrar una antigua calera, seguimos subiendo hasta llegar a la partida del Burriquet, atravesamos los abandonados campos de almendros hasta llegar a un camino ancho siguiendo las indicaciones del sendero encontramos la última casa del recorrido, casa de los Picantes. Unos metros más y llegamos a los coches.

Toda la ruta conserva una hermosa reserva forestal formada por pinos, carrascos y lentiscos. La temperatura fue inmejorable.
De vuelta a casa paramos en los “Chorraores” de Navarrés, un paraje para conocer, con caídas de aguas y frondosa vegetación.
Por último resaltar la especial atención de algunos senderistas en las “breves” explicaciones dadas por las “guías” de tan bonita senda.

 

VI marcha por montaña Ontinyent – Font Roja

El pasado Domingo, 28 de Octubre, 14 aficionados al senderismo, residentes en Enguera, Chella, Bolbaite, Málaga y Alcoy, enfrentándonos a las previsiones metereológicas, y e auguraban lluvia, y al gran madrugón, ya que la salida fue a las 6h de la mañana desde la sede de Adene, nos dispusimos a realizar la VI Marcha por montaña desde Ontinyent a la Font Roja de Alcoy, organizada por el Club de Montaña d´Ontinyent.

Nos dirigimos a la estación de trenes d´Ontinyent, donde comenzaba la ruta, y vimos que eran cerca de 200 personas, las que como nosotros, íbamos a emprender un largo recorrido a pie (27 Km) con un tiempo estimado de 8 horas, hasta llegar al Santuario de la Font Roja d´Alcoi.

A las 7 de la mañana, y tras haber recogido la camiseta conmemorativa del XXV Aniversario del Club de Montaña, comenzamos a subir dirección “l´alt del Torrater”.

Pasando por el Bancal Redó, vimos cascadas de agua y tras cruzar un río con abundante caudal de agua, llegamos a Alfafara con nuestros chubasqueros puestos porque había comenzado a llover. Almorzamos en un bonito paraje del pueblo, con merenderos y una fuente de la cual emanaba agua en gran cantidad proveniente de la montaña.

Acabamos el almuerzo “amb la panxa plena” y tras calentar el cuerpo con una infusión de timonet o café y endulzarlo con unas pastas, nos dispusimos a subir la cuesta, llamada particularmente por nuestro grupo: “la panxa plena”. Esta subida debido al desnivel resultó complicada, y al tiempo que subíamos, bajaba un pequeño río de agua que hizo que muchos de nosotros acabáramos con los bajos del pantalón y las botas llenas de barro.

Subimos a la Font de Mariola y después de un pequeño descanso con avituallamiento: fruta, agua, bebida isotónica…, seguimos por el PR52, hacia las Casas de Mariola y el Plà de Barxell.

A partir de este punto, y con un espléndido sol, que nos animó a seguir caminando, continuamos el GR7 por el río Palop y el Mas de la Palanca. Antes de adentrarnos a lo que sería el último tramo de la ruta, el Club de Montaña volvió a ofrecernos un pequeño avituallamiento con rosquilletas y bebida. Cogimos fuerzas, y tras cruzar un pequeño riachuelo, emprendimos la subida que nos llevaría hasta el Santuario de la Font Roja, el cual no podíamos ver todavía a causa de la niebla.

Disfrutando del paisaje, pero acusando el cansancio, subimos los escalones que nos llevarían a alcanzar nuestra meta, el paraje de la Font Roja d´Alcoi. Una vez allí, comimos y comentamos experiencias y anécdotas vividas en el trayecto.

Al finalizar la comida, y antes de coger el autobús destino a Ontinyent, el Club de Montaña preparó por sorpresa, ya que nunca antes se había realizado, un sorteo de material deportivo relacionado con el senderismo. Fue una mano inocente la que hizo que tres personas de nuestro grupo fueran agraciadas con tres premios. Y no sólo eso, sino que por arte de magia y sin estar inscrito en la marcha, casi le toca premio al hijo de un senderista de nuestro grupo.

Fue un día marcado por el agua de la montaña, las risas, el esfuerzo, el sol, la lluvia, la niebla, el bonito paisaje, la “panxa plena” y sobretodo la buena compañía, lo que hizo que pasáramos un día extraordinario, rodeados de otras personas, que como nosotros, disfrutan haciendo una actividad tan saludable como es; el Senderismo en contacto directo con la Naturaleza.

Animo a todos los que leáis estas líneas a ver las fotos de esta ruta, que pronto serán publicadas en esta página. También invitaros a probar esta experiencia el próximo año.

Felicitar a la organización del Club de Montaña d´Ontinyent por la labor realizada, que al igual que en otras ocasiones ha sido impecable.

Un abrazo a todos, especialmente a: Miguel, Merche, Pedro José, Mª Amparo, Elo, Tere, Miguel Antonio, Agustín, Bárbara, Mónica, Adelaida, Jose Antonio y Tristán por compartir conmigo esta experiencia.

Mª José Bas Sanchis

 

Visita Castellar de Meca ( Ayora)

Como cualquier otro domingo decidimos juntarnos y pasar un día agradable, y así fue. Fuimos todos muy puntuales, nos organizamos rápidamente y emprendimos nuestro camino, tocaba un intenso día…

Empezó el día gris, apenas podíamos ver el paisaje, cuanto más nos acercábamos más se cerraba la vista, cuando de repente, y ya a las faldas de la sierra del Mugrón, apareció Meca, como si esperándonos estuviera abrió su enorme abanico dejándonos ver el Valle y cómo no, las faldas que nos llevarían al poblado.
El sol no nos dejó ni un solo momento, subimos con él, almorzamos con él, paseamos por el poblado con él, bajamos con él, comimos con él, qué agotador, pero mereció la pena, y sobre todo, no pudo con nosotros.
Lola, la guía, nos sumergió en otro mundo, tenéis que ponerle imaginación decía, ya lo creo ya, es una lástima que la mayoría de poblados iberos estén abandonados, pero Meca sin quererlo te invita a preguntarte, y esto cómo lo hicieron, y por aquí pasaban, cómo serían… Tantas rodadas de carro, tantas casas, tantos aljibes, vimos hasta una rotonda, es difícil de contar, nada mejor que verlo.
Y esos paisajes desde lo alto, dan la sensación de controlar todo lo que pasa a tu alrededor por los cuatro costados, estos íberos sabían lo que hacían.
Cuando ya bajamos del cielo comimos en la Hunde un paraje muy acogedor donde nos relajamos, y venga, con algunos regañadientes seguimos nuestra ruta, visitamos esta vez Ayora, sus barrios, ermitas, castillo, iglesia y sus calles, un paseo cultural.
Cansados pero satisfechos volvimos a casa con la sensación, que chulo, tendremos que volver, así que, empezamos a preparar Valle de Ayora 2…
Muchísimas gracias a todos por venir, esperamos que disfrutarais tanto como nosotros, y os invitamos a uniros a otras convocatorias.
Agradecimientos también a los organizadores, a los que colaboraron, a la guía, y sobretodo a estos parajes que somos afortunados de tener tan accesibles para poder disfrutar de ellos con nuestros amigos.

Ver fotos

 

Marcha castillo de montesa

A las 21:30h del viernes 27 nos concentramos en la Plaza de la Iglesia de Chella y sin más tardanza nos dirijimos hacia Enguera, en la Cooperativa nos esperaba Merce para hacer más fácil nuestro encuentro con el resto del grupo, el cual se estaba concentrando en la sede de la Asociación.

Fue una grata sorpresa ver a gente tan dispar; hombres, mujeres, niños… y algún que otro conocido; ¡que alegria!

Después de los saludos y abrazos empezó la marcha, prometia ser cañera…

La cuesta de Enguera a Montesa se hizo pesada, el cielo estaba semicubierto, el viento no soplaba, la pendiente iba en crecida… al final camiseta remoja.
Cuando llegamos a la cima empezó el viento a soplar ligeramente, era el premio de los que llegan a lo alto, el descenso ya se hizo más llevadero.
Al llegar al castillo de Montesa, (impresionante y majestuoso) el grupo se unificó, aunque al instante se volvio a dividir, pues cada cual optó por una actividad diferente: pasear por los alrededores del castillo, tonar un refresco en el bar cercano, o simplemente tumbarse y tomar fuerzas.

A la media hora se reanudó la marcha, de nuevo la subida, había que sacar fuerzas para continuar la vuelta a casa…
Al llegar a la cima se hizo una pequeña parada para unir al grupo y asesorarse de que no faltaba nadie, efectivamente nadie faltaba, así que todos al mogollón fuimos bajando.

En un ambiente de fiesta nos fuimos despidiendo sabiendo que el próximo encuentro giraría en torno a otra marcha.

Gracias por esta invitación.

Engraci Bataller i Martínez

 
Page 8 of 8« First...678

Categorías